Una Nueva Isla del Encanto

Cada vez que mi vuelo aterriza en la Isla del Encanto, yo me siento tan afortunada de poder regresar a mi lugar favorito de esta tierra. Mientras el avión comienza a descender, yo contemplo a través de la ventana a las olas espumosas chocar con las aguas cristalinas. Magnificente es una de las palabras que asalta mi mente, dándole las gracias a nuestra Madre Naturaleza por otorgarnos un lugar tan mágico y hermoso.

El Morro Fort by Jerry Valentín

El Morro Fort
by Jerry Valentín

Mientras la brisa juguetona se columpian entre los palmares, una melodía de tambores, maracas, güiros y cuatros acompañan a un grupo de locales que alegremente cantan. Allí parece que la gente baila en vez de caminar, moviendo sus cuerpos rítmicamente mientras sus pasos elegantes acentúan sus notas musicales.

Deleitada con la serenata de los coquíes que se escucha después de una breve llovizna, yo sé que estoy en mi Isla del Encanto. Sintiéndome libre e inspirada por el roce del ambiente tropical, justo antes de la puesta del sol, decido ir a la playa a caminar. “No puedes hacer eso.” Escucho a mi hermano decirme. Mi silencio desafía una explicación, insistiendo él que no es seguro. Mientras casi todos los puertorriqueños declaran que la economía cada vez está peor y que el crimen cada día escala más alto en Puerto Rico, mi mente retorna con nostalgia a aquellos días cuando yo era una niña y todo parecía ser tan libre y tan seguro. Cautivada por el momento cuando el candente sol magistralmente se sumerge en el océano, me siento tan contenta de estar allí mientras enfoco mi mirada en un cielo que está cubierto de pequeñas lucesitas.

Sunset at Crashboat in Aguadilla by Jerry Valentín

Sunset at Crashboat
in Aguadilla
by Jerry Valentín

La percepción que los nativos tienen sobre la isla ha cambiado tanto. En vez de declarar que las cosas cada vez están peor; ¿por qué no tratar de cambiar esa percepción? Si tomamos el tiempo para educarnos, así como a nuestro alrededor con la intención de crear una conciencia sana sobre lo que consiste en ser un verdadero boricua, podríamos hacer una gran diferencia.

La naturaleza humana siempre toma por ingrato lo que se convierte en una rutina. Para muchos de los nativos, la isla es simplemente un lugar típico y ordinario, y solamente muy pocos quieren tomar el tiempo para cuidarla. Los puertorriqueños hemos sido dotados con el legado que nuestros antecedentes, los indios taínos nos han dejado. Ellos honraban la isla, considerándola un paraíso hasta que los españoles la descubrieron. Ellos creían que ciertas áreas de la isla eran sagradas, ascendiendo sus mentes y sus espíritus a una dimensión donde ellos podían conectarse con sus seres divinos.

Sunset in Aguadilla by Jerry Valentín

Sunset in Aguadilla
by Jerry Valentín

En vez de criticar la situación actual social y económica, ¿por qué no te preguntas qué puedes hacer hoy para mejorar las condiciones de la isla?” Tal vez pienses que una persona no puede hacer una diferencia. Pero te aseguro que tu contribución podría ser de inspiración para otros, quienes desearían seguir tus acciones. Cada consecuencia es una reflexión de un pensamiento. Cambia tu percepción y verás los resultados. Tu tienes el poder para hacerlo.

A gift from Mother Nature

A gift from Mother Nature

¿Haz dado las gracias por los años consecutivos que Puerto Rico no ha sido tocado por un catastrófico huracán o terremoto? ¿Haz sentido júbilo durante esos atardeceres esplendorosos cuando el sol se esfuma en el cielo, permitiéndole a la luna luminosa que ilumine nuestras noches? ¿Haz sentido a los ángeles susurrar palabras de amor cuando la música de un coquí te brinda deleite?

¿Haz nadado en las aguas puras que los Taínos creían tener poderes curativos? ¿Haz estado en el Yunque y escuchado los zumbidos de la energía divina que fluye a través del bosque? Mientras tu escalas el pico más alto, vas a descubrir a los árboles diminutos y deformados transformarse en duendes que están manifestando su magia.

Las Ruinas by Jerry Valentín

Las Ruinas
by Jerry Valentín

La primera vez que los españoles llegaron a la península, ellos se refirieron a Puerto Rico como a la Isla del Encanto. En aquel entonces, la pequeña isla estaba rodeada de oro y piedras preciosas. Mientras los taínos respetaban y adoraban a su madre naturaleza, la ambición de los españoles los transformó en tiranos, aprovechándose de sus huéspedes nativos. A través de los siglos, en vez de evolucionar espiritualmente, como los Taínos, mucha gente se ha cegado.

Jerry Valentín

Jerry Valentín

Si sigues tomando la isla por ingrato e insistiendo que el ambiente cada vez está peor, tu estás contribuyendo a la deterioración de nuestra patria. Te suplico que nos unamos, como boricuas orgullosos que somos, para que hagamos una diferencia cambiando la conciencia de las masas. En pequeño paso positivo podría hacer una gran diferencia. Este mundo amás sería igual sin Puerto Rico. Gratitud hacia la isla, y sobretodo por ser boricua, debe ser el primer paso que puedes tomar para restaurar la moral colectiva de nuestra Isla del Encanto. Pequeñas acciones pueden milagrosamente atraer grandes resultados. Permite que la magia de nuestra patria te toque y compartiéndola, observa los resultados maravillosos.

This entry was posted in Español and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s